Cuentos maravillosos de la Irlanda céltica

Ella Young
 
Esta saga contiene, entre otros, el mito céltico de la creación. Ella Young ha escrito para los niños (y también para los mayores) que sientan -al igual que ella misma- el anhelo de una herencia perdida; que estén deseosos de vislumbrar algo de las Islas Afortunadas; de saber que las manzanas de oro aún se dan en el jardín de las Hespérides, y que Angus todavía se traslada en una nube de alas de pájaros, inmortalmente joven, aunque Tara se halle en ruinas.

Desde los castros de Galicia hasta los dun y los bruiden de Irlanda el espíritu celta vuela, portador de sueños y fantasías, lleno de lírica imaginación. Y allá, [en Irlanda] se diría que ese espíritu encontró su hogar privilegiado. Tierra de druidas y de encantamientos. La temprana cristianización bautizó los mitos, pero no los extinguió, ni los agotó el paso del tiempo y las invasiones: ni siquiera los ingleses pudieron con ellos.

Ella Young (1867-1956), irlandesa y formada en la escuela de los grandes investigadores de la literatura céltica, volcó su amor por la Isla del Destino en la recolección de cuentos y leyendas …

Se nos dice que este es un libro para niños. Sí, agregaría yo, pero para niños de todas las edades, mientras dure la capacidad de imaginar. Y con la certeza, además de encontrar el origen de viejas historias y el paralelismo entre los mitos, sin importar el tiempo ni la distancia. … O el mito de la creación del mundo, con cánticos y resplandores que anticipan el mundo de Tolkien.                   

                                                    Hernán Poblete Varas, Revista de Libros de El Mercurio, 12 de diciembre 1998